Inhumano.

De a poco uno se va dando cuenta de lo que necesita o de lo que le gusta. Bussines class con vino tinto y que te traten de señor. Música de alta calidad en tus auriculares beat. Ese maquillaje que hace que me olvide de donde vengo. Que me aleje de la realidad que vive el mundo y de la que me despego a 10.000 metros de altitud. Creemos que necesitamos cosas que no tenemos. Por supuesto que a todos nos gusta vivir bien. El lujo. La carta de almohadas, seda egipcia y room service. Si no te gustara no serías humano. Lo que me jode últimamente es que no encontremos como cortar esa melaza que nos acomoda y nos hace olvidar como estamos destruyendo nuestro planeta. Como estamos yendo en una carrera hacia la nada. Donde no hay ganadores eternos, sino estúpidos que claman éxito en escenarios de cartón. Pedazos de mierda. De cagones. De pelotudos en primera clase abrumados por el éxito momentáneo. No hablo de otros. Hablo de mi. De giles como yo. Que hablan o escriben y no hacen. Juntos somos más fuertes. Lo importante es lo que está en tu interior. No le hagas a otros lo que no te gustaría que te hagan a vos. La vejez achata. Mantente libre. No te comprometas con el poder. Palabras y frases que una y otra vez escuchamos pero no implementamos. Pedazos de mierda que estorbamos el camino. De los que hacen. De los que no se quejan, o mejor dicho de los que se quejan pero hacen algo al respecto. Estorbo. Eso es lo que somos. Espero poder dejar de serlo algún día. Espero morir con una sonrisa en la cara. Sentirme lleno. Que el universo no me odie. Que gaia me recuerde con cariño. Que mis hijos aunque no hayan nacido de mi esperma, me recuerden con gracia. Espero hacer y no solo decir. Deseo que no sean palabras a 10.000 metros de altura y puedan bajar a la tierra donde deberían convertirse en actos. Para cambiar las cosas.

Leave A Comment