Quejica.

Ni alargando las manos lo más que puedo, alcanzo. No sé como hacer para abrazar todo lo que quiero. Abracar. Juntar. Llenar. Más tiempo, más horas, más ganas, más experiencias, más viajes, más atardeceres, más noches locas, más noches tranquilas. Exprimir los segundos que se me escapan en colas, semáforos, colas de embarque, listas de espera. Maletas que no salen. Chicas que no se apuran. Amigos impuntuales. Grupos que no se deciden. Maldito tiempo que me arranca la vida y me infla la panza. Obsesionado por hacer, por sentir, por vivir. Más, mejor, más veces. Más y más. Nunca es suficiente. No puedo escuchar todas las canciones que quiero. No puedo hacer todo lo que pienso. No tengo tiempo para pensar más. No tengo tiempo para descansar. Porque no quiero, porque no puedo. Atragantando pedazos de vida para recordarlos en fotos y palabras. Botellas de cerveza y vino para compartir en planeados buenos momentos. Colecciones de buenas historias. Quiero más. Me exijo más y más. Pierdo tiempo en escribir esto. Asqueroso e insignificante. Así me siento pidiendo por más. Sin disfrutar lo que tengo.

Comments
One Response to “Quejica.”
  1. Stephen dice:

    Muy bueno, y cierto. “Maldito tiempo que me arranca la vida y me infla la panza.”

Leave A Comment