Mucho.


Me da miedo dejar de hacer. De entender. De quedarme atrasado en este mundo que se mueve tan rápido y me parece tan atractivo. Este plantea lleno de cosas que me atraen. Espejitos de colores. Cortinas de humo. Trajes invisibles. Me da cosa el sentir que no voy a ver todo. Que no voy a poder disfrutar. Que me voy a perder lo mejor de lo que está por pasar. Porque empecé tarde. Porque desperdicié tiempo. Invirtiéndolo mal. Ocupándome de cosas que no debería. Así me siento. Me pido perdón por haber hecho pelotudeces en vez de enfocarme. No, no soy lo que soy por el tiempo que perdí. Soy lo que soy, porque así soy. Pero necesito foco. Con ganas de que todos los días tengan eternas horas. Para poder balancear esta vida entre hacer y vivir. Entre disfrutar y aprender. Porque todavía no puedo. No sé. A pesar de que hay muchas cosas que me acercan y aseguran. Que poco a poco voy entendiendo o mejor dicho, creyendo que. Sabiendo que un día de estos, se va a ir todo, pero absolutamente todo se va a ir. Se me va a escapar de las manos, o el meteorito. O un ataque alienígena. O que me haga un viejo obsoleto. Pase lo que pase. Todo se va a ir. Y a mi, solo me tiene que chupar un huevo.

Leave A Comment