El que despertó.


No se si le llevó 40 años, o empezó un poco antes. Pero un día se desperezó. Se dio cuenta que la realidad está lejos de ser la que hacemos todos los días. Es esa que no se ve. Esa que se nos esconde entre responsabilidades inventadas y preocupaciones completamente obsoletas. Esa realidad que parece haberse cansado de demostrarte que está ahí, para que te pierdas en esa otra realidad, la falsa, que es la que te llama todas las mañanas con un despertador. Que poca atención le prestamos a nuestra vida. Que poco cariño le ponemos a lo importante. Que vacíos nos hemos vuelto que necesitamos agregarnos cosas para sentirnos vivos. Pocas veces se ve con la claridad de estar recién despertado. Huele a mañana. Huele a lo importante de la vida. A entender que hacemos acá. Como podemos ser mejores. Porque nos perdimos creyendo que tener más, nos hace más. Incluso estas palabras parecen baratas. Huecas. Que rascan esa corteza de banalidad que tenemos pegada hace siglos.
Vagos y perezosos queremos seguir durmiendo. Él se despertó, pero parece que quiere volver a dormir. Duele estar despierto. Da miedo. Las cosas son mas dolorosas que en los sueños, incluso que en las peores pesadillas. Despierto se toman decisiones. Importantes. Como, qué realmente quiero? Quien realmente soy? Dejamos de pensar que hago con lo que tengo, para empezar a pensar, que es realmente lo que necesito, y como lo obtengo. Asumiendo que no se puede tener todo, porque realmente no hace falta. Despierto las cosas suenan diferente. Despierto las cosas son como son.

El que despertó tiene miedo, pero ve la vida con todas las luces y colores. No hay blancos y negros solamente. Hay decisiones. Hay posibilidades infinitas porque sus acciones llaman a consecuencias. Reales. De esas que sangran o eyaculan.

Hacía años que daba vueltas en la cama. Con ganas de despertarse. Hasta que el humo le bajó de los ojos. La sangre se le limpió de veneno. Y el olor a vida le abrió los ojos.

Despierto. Casi 40 años de sueño. Parece que son demasiados.

Comments
One Response to “El que despertó.”
  1. Pablo dice:

    Texto identificatorio. Genial Chacho.

Leave A Comment