Cuatrocientos trillones de latidos.

3704705624_28ed40bf0a_b
Se puede medir el amor? Por qué tenemos esa constante de que sólo los grandes amores son duraderos? Qué es lo más importante en el amor? La duración o la intensidad? La pureza? Quién puta lo decide? Quién tiene la verdad para decir que un amor es mejor que otro? A quién puta se le eligió para que sea el juez del amor? Por qué mi amor es peor o mejor si se mide en años que en segundos? Por qué el amor de un hijo es mejor que el de un padre? Por qué el amor de un hermano, es mejor que el de otro hermano. O amigo. O primo. O novia. Quién concha se hizo dueño de elegir que latido mío es mejor que el otro?

Se habla mucho de medir el amor. Es como que nos lo pide la sociedad, que nos estresa, que encontremos el amor perfecto. Quién puta sabe que es lo perfecto? Por qué lo perfecto para un momento, tiene que ser lo perfecto para toda la vida? La puta sociedad, a la que todos alimentamos día a día, nos pregunta: Por qué no nos enamoramos? Por qué nos desamoramos? Por qué no le damos bola al amor? Por qué es cursi? Por qué es grasa? Por qué es cliché?

Al final parece que el amor lo único que hace es ponernos problemas. Hayq eu buscarlo. Hay que encontrarlo. Tiene que ser perfecto. Tiene que ser para siempre. Y no te preocupes que lo vas a vivir buscándolo. No recibiéndolo. No. Lo más seguro es que muchas veces al que vos ame, no te ame de vuelta. Porque así funciona. Si es no-correspondido es mejor. Se siente más intenso e intenso significa mejor. El menos, eso dice la sociedad, que todo lo sabe.

Y si lo hacés bién, como todos dicen que lo tenés que hacer, aparecen la rutina y el tiempo para masacrarlo por si queda vida. Y encima la tentación le clava puñales por la espalda en cada curva. Cómo hicieron para convencernos que el amor es importante? Como nos creímos que es imposible vivir sin amor?

Estoy hasta las pelotas que tengamos que medir todo. Que tengamos que standarizar lo inestandarizable. Se diga o no se diga así.

Leave A Comment