41 & 42 / 100

41-42
41. Coutis.

Aprender a escuchar, para poder actuar. Una de esas frases que no se saben de quién vienen pero se te quedan clavadas en la memoria. Le dijeron que cuando sentía algo en la panza, era su instinto que le gritaba: “hacélo!” y por eso él se mandaba con todo. Y se pegaba cada ostiazo que ni te cuento. Elegía el trabajo equivocado. La novia equivocada. El número de la lotería. La casa. El auto. El equipo. Todo lo que sentía que su instinto le decía que estaba bien, él lo elegía y fallaba. Desastrosa y estrepitosamente.

Estaba con el instinto desafinado. Buscó afinadores de instinto, pero no los encontró. Buscó mentalistas, gurús, médiums, sacerdotes, psiquiatras, psicólogos y parapsicólogos. Buscó y no encontró hasta que un día pensó en hacer completamente lo opuesto a lo que su instinto le dice. Desde ese día Coutis es un tipo feliz y con mucha, pero mucha más suerte.

42. Jokut

Vale cualquier cosa. Cualquiera. Desde creer que todos venimos de dos personas hasta que somos una colonia de prueba de los extraterrestres. Vale creer cualquier cosa. Por eso cuando a Jokut se le ríen, porque sigue a las T-Shirts como religión, él no se inmuta. Le da lo mismo lo que piense el resto. Para él cada t-shirt es un mandamiento. Por eso ama nueva york y todas las ciudades del mundo. Por eso sabe que todo lo que pasa en Las Vegas se queda en Vegas. Respeta cada una de las cosas que se imprimen en las t-shirts y para él pasan a ser palabra santa. Escucha y venera todas las bandas que una t-shirt promociona. Cree en la paz. Le encantan las mujeres desnudas y los hombres musculosos. Ama los chistes que juegan con grafitis de Banksy y otras ocurrencias. Threadless es una de sus biblias. “El loco de la religión de las T-Shirts”, le dicen. A lo que él reprocha muchas veces: Por lo menos nadie se muere por lo que yo creo.

Leave A Comment