45 & 46 / 100

45-46
45. Olite.

Había una canción que decía “Seré lo que digas que soy”, y no se equivocaba mucho.

No vale de nada ser como sos, si el resto no te ve así. Vivimos en una sociedad, donde nuestra interacción con los demás nos define, o mejor dicho, nos completa. Olite entiende eso y a la vez lo sufre. Porque todavía no diferencia entre lo que es él realmente y lo que dice la gente que él es. Me explico. Él cree que le gusta el café con una cucharada de azúcar, hasta que un día, alguien le dice: “Le ponés azúcar? Si a vos no te gustaba” Y ahí su mundo se viene abajo. No se acuerda o no sabe si le gusta o no. Y como los otros le dicen que no le gusta, cree en ellos. No sabe cómo le gusta vestirse. No sabe si le gusta su mujer. Su trabajo. Su equipo de fútbol. No vive totalmente convencido de lo que le gusta. Duda. Busca reafirmaciones en los demás. En el pasado. En lo que dirán los otros. Es como que tiene un primer amor, pero en cuanto se lo cuestionan, cede.

Pobre Olite, parece de locos lo que le pasa. Aunque quizás, no tanto.

46. Geotoi.

Es una lengua que tiene una forma de hablarse bastante rara. Usa dos consonantes y 45 vocales. Las palabras no siguen una estructura gramatical que se le parezca a nada, porque todo depende de la circunstancia. Los tiempos verbales son 2. No existe el pasado ni el presente. Sólo el futuro y es circunstancial. Tiene sólo una persona y un neutro, que sólo se utiliza para elementos en movimiento, pero a una gran velocidad. Las preposiciones y los artículos, si se pueden llamar así, sólo sirven para conectar frases que enumeren o condenen. Obviamente hay muy poca gente que pueda hablar o escribir en esta lengua y Geotoi es él primero y último que la habla. Al principio, le parecía algo genial, un orgullo -decía. Pero a medida que se va haciendo grande y se hace imposible convencer a más gente para que la aprenda, se le llena el pecho de tristeza. Porque es una lengua destinada a desaparecer y ver a la cultura desaparecer siempre duele. Por eso, cuando le preguntamos que piensa hacer, él responde: l¶§™∫å §#å|≠∫™ § ∫ƒ™¶∑¶§¥†å∫ §~¶∫ø @ } Ωjßñ∑œ@ ™¶∫ ∂å~æ}« ÷|~§{|: y todos nos quedamos callados, fingiendo un cierto grado de pesar y respeto.

Leave A Comment