67 & 68 / 100

67-68
67. Grote.

– Está ocupado?
– No, no…
– Es que no me quiero sentar cerca de ese que tiene cara de degenerado.
– ….
– Hola,Cómo te llamás?
– Grote.
– Qué raro el nombre, no?
– …. Si, puede ser…
– De donde viene?
– ….Se lo inventó mi mamá…
– Me encantan los nombres raros. No sé, me parecen misteriosos…
– ….
– Viajas siempre en acá?
– … más o menos…
– …
– …
– …
– …
– …vivís acá o estás de viaje?
– No, no. Vivo acá estaba por temas de la universidad, pero estoy volviendo acá, donde vivo.
– Ah, y tu novia vive con vos?
– No tengo novia.
– No? Que raro, un chico tan guapo…
– ….
– …
– …
– Te molesta que te diga guapo?
– …no sé, no…
– Y yo te parezco guapa?
– … si, supongo que si..
– …
– …
– …
– …
– …
– …
– Bueno, llegamos… Chau…
– …Chau.

– …

– …

– …(Qué pelotudo sos Grote)

68. Bokti.

Cada mañana… no. Cada mañana, no. Algunas mañanas, Bokti se levanta sordo. No le dura mucho, al principio es una sordera total, que obviamente lo aturde un poco. No es algo que no se lo esperaba, todo el mundo le decía que es un buen oyente. Que siempre está ahí y que sabe escuchar. Por eso cuando se enteró que la sordera se debía a que los oídos estaban llenos de palabras, lo entendió. Incluso se sintió un poco orgulloso. Era una prueba de que era un buen tipo.

Cuando está sordo, la gente lo llama menos. Es un momento que secretamente disfruta. Tiene tiempo para sus cosas. Para sus proyectos y de forma natural, su espacio personal se amplia. Nadie le recrimina nada ni quiere nada de él, porque lo que mejor hace, no lo puede hacer. Y de qué sirve entonces?. Si uno no hace lo que le sirve a los otros, para ellos no existís.

La sordera puede durar días o semanas. Todo termina cuando decide atender el teléfono. Ese es el momento en que la consulta está otra vez abierta y las orejas se comienzan a llenar.

Curiosamente la frecuencia con la que la sordera aparece es cada vez mayor. Y más curioso aún es que la música en su playlist, no deja de sonar.

Leave A Comment