81 & 82 / 100

81-82
81. Dotei.

El medico le dijo que no era fácil de explicar lo que le pasaba, por lo que se lo dijo así de directo, mirá, tu corazón late al ritmo de Beat-it de Michael Jackson. Se que parece loco, pero es así.

Con el tiempo se acostumbró al tema, e incluso quiso hacerle juicio a MJ porque él nació antes que la canción, entonces su argumento era que el Rey del Pop le había robado la tan famosa melodía.

Hoy en día ya no le presta demasiada atención, más que para intentar romper el hielo con alguna chica o hacer un truco en una fiesta. El tema es que la canción cada vez conoce menos y ya no hace tanta gracia.

82. Holit.

Es un poco tarde para hablar de esto. En especial después de lo que pasó la semana pasada, pero en algún momento sabíamos que iba a pasar y lo teníamos que contar.

Al principio, como en la mayoría de los principios, fue sin querer. Tenía poco tiempo y necesitaba hacer dos cosas a la vez, se dio cuenta que que era bueno y ahorraba el tiempo, por eso empezó a hacer varias cosas en simultáneo. Incluso podía tener una conversación y al mismo tiempo escribir una novela. Era un genio del multitasking, como se llamaba en esa época. Sin embargo, llegó a hacer hasta 5 cosas a la vez, todas con un nivel de calidad inexplicable. Un día, con unas copas encima y envalentonado por el alcohol, decidió que si era bueno para hacer varias cosas a la vez, por que no podía extender eso a otras dimensiones y por ejemplo, hacer cosas mientras dormía. Se propuso empezar por cosas simples, por ejemplo dormir mientras ordenaba su colección de libros de forma alfabética. Cuando se despertó, se dio cuenta que sólo había tirado los libros al suelo. Sin embargo, esto fue solo un comienzo y al cabo de unas semanas ya podía hacerlo perfectamente. Después empezó a aumentar las cosas que podía hacer mientras dormía y empezó a ser productivo 24hs del día.

Como todo inconformista, ahora quería ir al próximo paso y después de leer un libro sobre la muerte y los fantasmas (mientras escuchaba los nuevos discos en Spotify y preparaba una cena) Se le vino la idea de si podría hacer dos cosas nuevas, porque si los fantasmas podían volver de la muerte, quizás el podría visitar la muerte y volver o estar en esos dos estados todo el tiempo. Al final, no era más que otra forma de multitasking.

Lo primero era entender como hacer para entrar y salir de la vitalidad, después de leer, ver y escuchar (todo al mismo tiempo) todo lo que había sobre el tema, decidió que esa información, no era más que aleatoria y decidió hablar con una médium para que le explicara como hacerlo, pero desde los que están del otro lado.

Después de varias charlas, decidió hacer los primeros intentos. (Para que no cualquiera pueda hacerlo, he decidido no contar los detalles técnicos, sólo los elementos que se necesitan: un día específico de la semana, en un lugar especial, algo de sal, agua de transpiración humana y un poco de fuego). Después de varios en los que casi se queda del otro lado, la semana pasada Holit apareció por el barrio, era raro hablar con él. Usaba palabras de diferentes tiempos, no miraba su teléfono mientras te hablaba, cosa que solía hacer, ni tampoco usaba auriculares en uno de sus oídos. Simplemente te miraba y después miraba para otros lados. Saludaba a la nada y cuando volvía los ojos a vos sonreía. Nunca pensé que estar del otro lado significaba también estar del otro lado del tiempo, me dijo. Es jodido y hermoso. Ahora lo se todo y con eso se que no tengo más que hacer que disfrutar.

Ayer lo vi en el bar tomando cerveza y hablando con los más viejos. Se lo veía feliz y medio borracho.

Leave A Comment