87 & 88 / 100

87-88
87. Ukite.

Abriendo un vino que se ha ajerezado, Ukite te lo cuenta sin ponerse tan nervioso. Me olvidé, te dice. Es como un pensamiento que no puedo dejar claro. Se me escapa. Empiezo y después no sé como sigue. A veces me pasa al revés, sé como sigue, pero no sé como empezarlo. Supongo que fue porque me daba vergüenza preguntar, me daba miedo sentirme el más tonto de todos y por eso no quería dejar en evidencia que no sabía. O peor aún, que me había olvidado. A veces olvidarse es peor que no saber.

Y obviamente te dan ganas de preguntarle de qué se había olvidado. ¿Cómo no se lo vas a preguntar? Y pese a que le da mucha vergüenza decirlo, te lo cuenta.

Me olvidé como masturbarme. Si, ya sé que parece imposible, pero creeme que me olvidé. Y me da vergüenza preguntar así que ahí voy. Inventando e intentando descubrir cómo era. Porque lo que me pasa y más me jode, es que como no me acuerdo como era, no se si como lo hago ahora está bien o no. Es decir que tengo que probar todas las formas posibles rogando que algo me haga volver la memoria del momento y ahí diga: Si, es esto.

De momento, eso no pasa.

Ukite es un tipo tímido, como la mayoría de los hombres. Olvidadizo, como la otra mayoría. Pero por sobre toda las cosas, nunca a va a preguntar como se hace algo, porque para eso somos hombres, para aprender a los golpes, o en este caso a las sacudidas.

88. Keloi.

Adicciones hay de todos los tipos. Es una forma en la que la fuerza de voluntad pierde frente al deseo. O si lo querés ver de otra forma, es cuando nuestro verdadero yo, le gana al de mentira.

Keloi es adicto. Adicto a sentir. Lo que sea. Necesita sentir cosas todo el tiempo. Dolor. Amor. Pasión. Aburrimiento. Miedo. Euforia. Celos. Confianza en si mismo. Dependencia. Culpa. Envidia. Pánico. Esperanza. Vergüenza. Estrés. Tristeza. Alegría. Rechazo. Atracción. Rencor. Admiración. Todo. Y como toda las adicciones, cada vez hay que subir más la dosis para que haga efecto. O combinarlas para producir efectos más intensos.

Mezclar el beso más romántico del mundo y justo cuando los labios se separan, decir una frase que te rompe el corazón. Sentir asco por una persona y al mismo tiempo hacerle el amor con toda el alma. Reír a carcajadas con los ojos llenos de lágrimas por haber perdido todo. Avergonzarse de haber hecho algo terrible al mismo tiempo que se ilusiona por planearlo de nuevo.

Hay quienes no entienden a Keloi. Hay quienes lo juzgan. Hay quienes no tanto.

Comments
One Response to “87 & 88 / 100”
  1. El Feo dice:

    La adicción es una paradoja cruel. Saludos.

Leave A Comment